Avangart produjo su primera boda en dos días de mucha fiesta y emociones fuertes.

Los invitados llegaron de diferentes partes del mundo a Barcelona y fueron recibidos con un paseo  en barco por la cuesta de la ciudad y un cocktail de bienvenida en la playa, al atardecer. Un escenario idílico en el Love Beach Club que se llenó de música, baile y mucha alegría con nuestro dúo de rumberos.

La ceremonia de la boda y el banquete tuvieron lugar en el Restaurante Mirabé del Tibidabo, con Barcelona a los pies de los novios y varias sorpresas para los invitados: show de magia, música en vivo y espectáculo de flamenco.

Nos llena de felicidad haber producido un evento tan especial y haber contribuido para la celebración de una historia de amor tan bonita como es la de Emma y Ben.

 

Share